Soldados israelíes comienzan la invasión del sur de Gaza, según muestran imágenes de satélite: últimas noticias

Una multitud de varios cientos de mujeres se reunió cerca de las Naciones Unidas el lunes, portando banderas israelíes y carteles que decían “Los violadores no son luchadores por la libertad”.

Una fila de mujeres vestían monos manchados de rojo en la entrepierna y los pechos, con cinta adhesiva cubriéndoles la boca, mientras los manifestantes coreaban: «Yo también, a menos que seas judía» y «La violación no tiene contexto».

La rabina Joanna Samuels, directora ejecutiva del Centro Comunitario Judío Marlene Meyerson en Manhattan, agradeció al grupo por reunirse «fuera de una institución que ha perdido su brújula moral», y luego se dirigió a los dirigentes de la ONU: «Al ser mujeres israelíes, todas ustedes han fallado a las mujeres». .”

Se reunieron frente al complejo de las Naciones Unidas en Nueva York, horas antes de una presentación en el interior centrada en los «crímenes de guerra basados ​​en la violencia sexual» cometidos por Hamas durante su ataque a Israel el 7 de octubre, según una descripción del evento enviada a diplomáticos, mujeres. activistas de derechos humanos y otros. La presentación fue organizada por la delegación israelí ante la ONU y varios grupos judíos, no por la propia ONU.

Los organizadores argumentan que las organizaciones de derechos de las mujeres y la ONU, que por lo demás están ocupadas condenando el uso de la violación como arma de guerra, no han criticado lo suficiente a Hamas y sus aliados por cometer violencia sexual generalizada durante el ataque.

Muchos activistas dicen que se dio muy poco crédito a lo que dijeron que era un plan de violación. Las presentaciones en el evento del lunes, dijeron los organizadores, presentarán evidencia de las atrocidades.

Los funcionarios de Hamás han afirmado que esa violencia fue cometida por otros grupos armados que la siguieron en Israel ese día. Pero los testimonios y las pruebas documentales, incluidos vídeos publicados por los propios combatientes de Hamás, refutan muchas de estas afirmaciones.

“Desde la trágica masacre del ataque terrorista del 7 de octubre en Israel, hemos escuchado y presenciado innumerables testimonios y experiencias que involucran a mujeres y niñas”, se lee en la descripción del evento. «Sin embargo, no se ha iniciado ninguna sesión especial en las Naciones Unidas para abordar estos crímenes de guerra y muchas organizaciones de mujeres permanecen en silencio».

El lunes se dio a conocer una grabación de vídeo de Hillary Clinton, exsecretaria de Estado, en la sede de las Naciones Unidas en Manhattan, Nueva York.Crédito…Dave Sanders para el New York Times

Los oradores de la presentación incluyeron a Sheryl Sandberg, ex ejecutiva de Meta y fundadora de la organización de mujeres Lean In, quien también ayudó a organizar el evento; Gilad Erdan, embajador de Israel ante las Naciones Unidas; y la activista de derechos humanos Mandana Dayani. También se reprodujo un mensaje en vídeo de Hillary Clinton, exsecretaria de Estado.

El agravio de los manifestantes se centró principalmente contra ONU Mujeres, una organización interna dentro de las Naciones Unidas que, según su sitio web, tiene como objetivo proporcionar «programas, políticas y estándares que defiendan los derechos humanos de las mujeres y garanticen que cada mujer y niña sea vivida a la altura de tus expectativas.» potencial.»

ONU Mujeres ha pedido repetidamente la protección de las mujeres y las niñas en Gaza y ha condenado los ataques israelíes en la zona, que según las autoridades sanitarias de Gaza han matado a más de 15.000 personas. El 20 de octubre, casi dos semanas después del ataque de Hamás contra Israel, que según las autoridades locales mató a unos 1.200 civiles, entre ellos muchas mujeres y niños, ONU Mujeres promovió su descubrimiento que cerca de 500.000 niñas y mujeres palestinas han sido desplazadas de sus hogares y reiteró su llamamiento a un alto el fuego.

El grupo no hizo publicaciones en las redes sociales sobre la violencia sexual durante los ataques de Hamás hasta el 24 de noviembre, cuando publicó en X, antes Twitter: “Seguimos alarmados por los informes de violencia de género del 7 de octubre y pedimos una investigación rigurosa, dando prioridad a la derechos, necesidades y seguridad de los afectados». El viernes pasado, la organización publicó una declaración más larga en el mismo sentido en Instagram, donde se centra gran parte de la defensa digital de las mujeres israelíes y judías.

Muchas de las mujeres involucradas en las protestas contra la ONU no quedaron satisfechas con esta declaración. “Es demasiado poco y demasiado tarde para nosotros”, dijo Danielle Ofek, fundadora de la organización activista #MeToo Unless UR A Jew. «Han legitimado la violencia sexual como arma de guerra y eso no está bien».

El grupo de la Sra. Ofek colocó vallas publicitarias en Times Square con imágenes de rostros de mujeres israelíes, incluidas algunas que fueron secuestradas y llevadas a Gaza el 7 de octubre, con las palabras: «ONU, su silencio es INCREÍBLE, INOLVIDABLE, INJUSTIFICADO».

El lunes, cerca de las Naciones Unidas, un manifestante, B. Getter, sostenía un cartel que reformulaba una pregunta formulada durante mucho tiempo a las mujeres que decían haber sido violadas: «¿Qué llevabas puesto?». en una nueva versión: «¿Qué pasaporte llevabas?»

“Hemos dado un paso adelante por tantas mujeres diferentes y en tantos países diferentes cuando se han violado sus derechos humanos”, dijo Mx. Getter dijo, «y nadie nos defiende».